martes, 10 de julio de 2007

Polar



Pero y si nieva en la frontera
la bifurcación del camino se detiene en un punto negro
cuando cantábamos así y asá
pero y si la continuación no tiene sentido
parémonos juntas, vení y nos sacamos una foto.

Caigo disuelta en la presentación
robar como en los sueños y haber muerto varias veces
somos descubiertas
se cae la pausa en la pendiente
corro a buscarla ya no estamos ahí
hay nieve en la botella, la gente se pone contenta con la nieve
juguemos al viento zonda en la cama
hay espacio, siempre, para vos.

Me parece que me siguen
cuando almuerzo trago bastante rápido
preferible la nieve a una copa de agua
los árboles están perfectamente húmedos, hoy
te los dedico.

4 comentarios:

trinida dijo...

Lo bueno de robar en poesìa es que el robado no se queda con menos, y en un punto tampoco nada le pertenece, o si pero es al poema mismo, a su estructura le has robado! pero el verso sigue ahì, en mi poema y en el tuyo. Lo que dirè es que haceme caso ahora, y a la borda con la ètica

virtual dijo...

muy aguda su observación, trinida, y si hay algo que me divierte es robar, lo único tenga cuidado si alguna vez publica y se hace demasiado alevoso que robó... puede generar debates intensos (y muy fructíferos sobre todo) en ámbitos académicos, es cierto, y también peligrar su estabilidad económica por algún que otro juicio...

Anónimo dijo...

muy bueno lo suyo, aunque la fotito de arriba me dá cosa, arón.

paula.p. dijo...

qué lindas palabras! y què linto del viento zonda*