miércoles, 5 de diciembre de 2007

Teoría de los cielos: tres versiones




I
Si pienso que me caigo, caigo
el cielo se mantiene celeste y frágil para mí
es un disco de plata, es un cd, es multitud, es masa, es pobreza, es carne, es bajeza, es fe
¿fe? fe ¿fe? fe ¿fe? fe
fe, feo, feliz.
II

Hay una nebulosa
el origen de mis pensamientos se convierte en gas
si pienso que me caigo, caigo
la voluntad de resistir al delito
el pecado ya no es originario cuando el cielo está debajo de mí
una inversión pura y divertida
el infinito me guarda un regalo entre las nubes
estás, lejos, lejos, lejos, lejos
ahí voy.

III

Hay largas caminatas en la multitud
si el cielo se interpone entre ella y yo
la madre, la codicia, el deseo de poder, la detección de mentiras
es tarde para todo menos para parir
si soy madre joven, por las dudas
muerdo el anzuelo y resulta que no había anzuelo
las metáforas eran palabras entre el cielo y yo
me despierto feliz cuando hay demasiado tiempo
la ansiedad incrementa el deseo de morirme pronto
en el cielo se dibujan colinas superpuestas
si pienso que me caigo, caigo
el cielo se fue para otra parte y sin embargo
todavía sueño con profundidades marinas
las olas me recogen y me dejan morir entre la espuma
nadar es demasiado intenso para un cuerpo flaco
el cuerpo a la intemperie no opone resistencia al agua
sumergirse de a poco en las colinas
el cielo rota algunos grados y en la superficie
encuentro algunos rastros que me harían sospechar
ni siquiera una simulación de principios
el cielo no se mueve si no es para mostrar sus bordes a una cierta altura
el fin es un intenso estado de satisfacción
la posibilidad de caer.

2 comentarios:

Nuestro Vietnam dijo...

Che, esto es muy bueno.

toto scurraby dijo...

satisfaction

esa es al cuestion.saludos